Quienes Somos

Historia

El 01 de noviembre de 2002 Corporación Química obal S.A.C. Inicia sus actividades. Empezó como un pequeño negocio y gracias a la visión, esfuerzo y dedicación de sus directivos y trabajadores se fue convirtiendo poco a poco en la empresa que es ahora.
La variedad y calidad de los productos que fabrica y comercializa, unido a la eficiente capacidad de distribución y transporte para llegar a todos nuestros clientes, le permite a Corporación Química Obal S.A.C generar sinergias que garanticen una estructura de negocios, capaz de desempeñarse con éxito en un entorno altamente competitivo.

Misión

Corporación Química Obal S.A.C es una empresa dedicada a la producción y comercialización de productos de aseo personal, tocador con marca propia y distribución de otros productos. Formada por colaboradores con espíritu de lucha, proporcionando una solución integral a las necesidades de nuestros clientes.

Visión

Successful Latin American business team looking at the camera smiling

Ser distinguidos y reconocidos como un proveedor responsable, confiable, profesional que no solo se limita a vender, sino que tambíen se preocupa por ayudar al cliente a comprar lo que realmente necesita y así poder entregar siempre productos y servicios de excelente calidad, con presencia en el mercado nacional e internacional donde su gran ventaja sea la calidad de sus productos.

Valores

Nos caracterizamos por brindar un servicio basado en valores que nos ayudan a fomentar nuestro alto nivel de calidad.

Dedicación al trabajo

Fomentamos una cultura de trabajo donde el esfuerzo y dedicación de nuestros colaboradores se oriente a brindar servicios y productos de la más alta calidad para asegurar la satisfacción de nuestros clientes y consumidores.

Orientación a la persona

Reconocemos el valioso aporte de nuestro personal al crecimiento y éxito de nuestra Empresa. Fomentamos el trabajo en equipo y valoramos el profesionalismo, iniciativa y creatividad de nuestros colaboradores.

Responsabilidad social

Reconocemos que somos partícipes de un sistema social con el cual interactuamos. Todas nuestras decisiones y actos son congruentes con dicho sistema social. Contribuimos a la permanencia y renovación de los recursos naturales, así como al progreso de las comunidades en las que actuamos.